Acerca de San Pancho

Acerca de San Pancho

 

San Francisco (conocido cariñosamente por los lugareños como San Pancho) se encuentra ubicado en unas de las playas virgenes de la Rivera Nayarit, Mexico. Encontraras la señal de salida de la autopista 200 México a 9km al sur de Guayabitos, 4.5 km al norte de Sayulita y 40 km al Norte de del aeropuerto internacional de Puerto Vallarta.

La parte principal de la playa de San Pancho tiene una extensión aproximada de 1 km de borde a borde en la zona del pueblo. En promedio esta es una de las playas menos pobladas de la Rivera Nayarit. Para explicar el área, los lugareños generalmente se refieren al extremo norte de la playa de San Pancho como el lado de “Costa Azul” y el extremo sur de la playa como el lado del “pueblo”. Costa Azul en San Pancho, es la zona residencial donde encontraras la mayoría de las casas frente al mar y con vista al Océano. Esta área esta ubicada a 15 minutos a pie, desde la playa o por el camino de adoquines, hasta el pueblo de San Pancho. El lado del pueblo abarca la mayoría de los restaurantes y negocios locales de San Pancho, que tiende a ser más animado con todo el ajetreo local. Casi todas las casas del pueblo están convenientemente ubicadas cerca de los restaurantes locales y las mini tiendas de abarrotes.

La playa de San Pancho Riviera Nayarit es verdaderamente la joya de México. Con la proximidad a Sayulita, Puerto Vallarta y otras playas de pueblos pequeños, San Pancho ofrece una experiencia para todo tipo de viajeros. Ya sea que estes buscando unas vacaciones tranquilas, una aventura llena de actividades o un poco de ambas, la playa de San Pancho Riviera Nayarit lo tiene todo.

Una breve historia de San Pancho

Luis Echeverría, presidente de México de 1970-1976, es bien aceptado como el padre fundador y arquitecto del encantador pueblo de San Pancho. Al presidente Echeverría le gustó tanto que continuamente inventó razones para pasar tiempo aquí: aterrizar su helicóptero presidencial en la playa al menos una vez por semana para pasar un tiempo tomando café y visitando a los pescadores locales, los agricultores y sus familias. Al final de su presidencia, decidió ejercer su privilegio político y autoridad, y reclamó toda el área de San Pancho para los suyos.

Echeverría se propuso transformar a San Pancho en un modelo de autosuficiencia que los países del tercer mundo en todas partes podrían emular (de ahí el nombre de la calle principal de San Pancho, “Tercer Mundo”). Además, todos los otros nombres de calles en el pueblo llevan el nombre de países del tercer mundo.

Las “casas” que existían en San Pancho antes de 1975 eran simples palapas o casas de ladrillos de construcción muy precaria, todo sin electricidad ni agua potable. Echeverría pasó horas explicándoles sus planes a los lugareños, que lo seguían, admiraban y confiaban en él para que los prepara y ayudara a cumplir sus sueños. Los convenció de traer amigos y familias de las ciudades vecinas para ayudar con la mano de obra, y a cambio, a estos trabajadores se les dio un buen terreno y una casa completamente amueblada.

Los trabajadores recién reclutados trabajaron día y noche durante el próximo año para tender las calles empedradas, instalar tuberías y electricidad, y construir 20-30 casas modestas (la mayoría de las cuales todavía están en pie hoy). Todas estas casas estaban en el área desde la playa hasta la iglesia y un poco al este hasta el hospital. Cada casa era idéntica y cada una venía con muebles estándar, muy parecidos a las antiguas “ciudades de la compañía” de la era de la depresión en los Estados Unidos.

Las casas fueron construidas muy cerca de la acera, típica de la cultura mexicana, pero tenían grandes parcelas detrás de ellos como parte de su concesión de tierras. A medida que los niños crecieron y se casaron, construyeron sus hogares en el complejo detrás de las casas de sus padres. El proyecto de San Pancho también incluyó la construcción de escuelas, incluido un jardín de niños, primaria y secundaria. Los planes de la ciudad también incluían una universidad agrícola, pero nunca se terminó.

La recreación de San Pancho también incluyó la construcción de un hospital de enseñanza de última generación (que todavía sirve a San Pancho y los pueblos cercanos). La tierra que rodeaba al pueblo era fértil y vasta, por lo que se plantaron hectáreas de huertos frutales en la tierra no utilizada. Luego se construyeron fábricas para procesar toda esa fruta, lo que proporciono otra fuente de ingresos para los nuevos residentes. Esas fábricas todavía se encuentran a la entrada de San Pancho, pero ya no se usan para su propósito original.

Debido a que la pesca era, y sigue siendo, la pasión de los lugareños, Echeverría erigió un moderno centro de procesamiento de pescado (aún en pie, pero sin usar) ubicado justo detrás de la plaza del pueblo. Aquí es donde el pescador traería la captura de su día para limpiar, exhibir y vender. Hoy en día, los dueños de restaurantes de Puerto Vallarta y otros pueblos aún acuden en masa a San Pancho para comprar pescado debido a su frescura y abundancia; sin embargo, ahora van directamente a las casas de los pescadores para hacer sus compras.

En México, la iglesia es el corazón de la comunidad, por lo que los primeros colonos de San Pancho construyeron una pequeña iglesia y una plaza central en el pueblo para tener un lugar donde congregarse y celebrar los principales eventos de sus vidas.

Echeverría había planeado vivir su vida mirando desde arriba su creación, por esta razón eligió uno de los terrenos más hermosos: la península frente a la playa que separa a Sayulita y San Pancho aquí el construyo un palacio de 26,772 metros cuadrados con casi 2 km de playa frente al mar.

El pueblo estaba casi completo cuando terminó el período de 6 años de Echeverría, y se vio obligado a huir del país. Después de que Echeverría se fue, su propiedad principal, llamada President’s Point por los lugareños, permaneció abandonada durante 20 años hasta que un desarrollador inmobiliario estadounidense la compró y la restauró.

San Pancho tuvo que aprender sobrevivir y prosperar por si mismo, ¡Y prospero!

San Pancho Hoy en Dia

San Pancho sigue siendo un pedazo de paraíso relativamente desconocido, escondido a lo largo de la costa en gran parte virgen del estado de Riviera Nayarit, México. Este pequeño y pintoresco pueblo de pescadores se ha vuelto cada vez más popular entre los visitantes de todo el mundo que vienen a disfrutar del entorno tranquilo, el mar resplandeciente y las increíbles puestas de sol. San Pancho está rodeado por una exuberante selva tropical de palmeras, la cordillera de Sierra Madre y el Océano Pacífico, que brinda a los lugareños un clima cálido y tropical. De fines de octubre a mayo, San Pancho disfruta de días cálidos, pero de noches algo más frescas y casi sin lluvia. De Junio a principios de octubre tiende a ser mas húmedo y caluroso acompañado de una lluvia tropical esporádica durante el día.

Aquí podrás disfrutar de todo, desde unos tradicionales Tacos hasta una sofisticada gastronomía Europea.

La proximidad de San Pancho a Puerto Vallarta permite un acceso rápido a las muchas comodidades que ofrece, una de las ciudades turísticas de playa más populares de México. Esto también significa que es fácil regresar aquí al final del día a la tranquilidad que define a San Pancho.

WhatsApp chat